Ciudad Maravillosa en cualquier época del año. Río de Janeiro es aquel destino de verano, invierno y todas las demás estaciones. Independientemente del mes en que viajes, seguro que vas a  encontrar excelentes atractivos. En esta ocasión te arme un itinerario más que especial para quien tiene apenas 2 días para conocer la capital Fluminense.

Además de conocer las hermosas playas cariocas, vas a poder circular por los principales puntos turísticos de la capital. Todo de forma práctica, para que ninguno quede fuera.

Ruta de 3 días por Río de Janeiro

Sabiendo que tenemos 3 dias para recorrer, vamos a tener que conocer los puntos indispensables.  Vamos a recorrer los principales puntos turísticos de Rio en los dos primeros días y, el tercero, haremos un circuito por las principales playas, para conocer el sol carioca. Debemos saber que podemos encontrar muchas excursiones por Rio de Janeiro

Día 1 – Ruta cultural

Para tu primer día en Río de Janeiro te prepare un paseo por los principales puntos turísticos culturales de la ciudad. Hay alrededor de 10 lugares imperdibles para quien está en Rio. Podes dividir el paseo en dos períodos, un circuito por la mañana y otro por la tarde.

Después del desayuno podes iniciar tu tour por el Jardín Botánico, considerado uno de los más bonitos del país. El parque tiene 137 alqueres y las opciones de paseos son increíbles. Hay especies de plantas de todo el mundo, y la tranquilidad que se respira es increíble. Hasta pareciera que no estamos en una ciudad con millones de habitantes.

Además de una caminata relajante,vas a poder ver algunas exposiciones. Las principales están en dos museos: el Museo Botánico con documentos sobre el parque y las plantas que se cultiva aquí y el otro es la Casa de los Pilones, donde funcionaba una fábrica de pólvoras y hoy está abierta para visitarla.

Desde el Jardín Botánico poder seguir hacia el Parque Lage. Alli vas a poder conocer hermosos jardines y antiguos edificios con importancia histórica y cultural de la ciudad. Fue construido en 1849 y en 2002 fue distinguido como Patrimonio Histórico y Paisajístico de la ciudad.

Saliendo del Parque Lage vas a poder subir hasta la Vista China. uno de los miradores más bonitos de la ciudad. En cualquier momento del día la vista es inolvidable. Es posible subir en auto o bien caminando. Si te decidís por la segunda opción, es importante saber que el ascenso es bastante empinado entonces es bueno estar preparado con zapatillas, ropa ligera y mucha agua.

Además del mirador en sí, vas a encontrar en la Vista China dos cascadas que están abiertas al público.  La Cascada de la Gruta y la Cascada de los Monos, que realmente vale la pena hacerse una pasada.

A medida que vaya cayendo la tarde te vas a ir dirigiendo hasta el centro de la ciudad para conocer otros puntos turísticos importantes. Comenzando por la Biblioteca Nacional de Brasil, donde en un paseo de 1 hora  vas a descubrir documentos y publicaciones importantes de la historia de Brasil. Esta es la mayor biblioteca de América Latina e incluso para quien no sea fans de la lectura estoy seguro que le va a encantar.

Ya casi al final de la tarde siguiendo hacia el centro, donde es posible circular por Lapa, pasar por la Escalera Selaron y sacar aquella foto tradicional. La Catedral con su forma cónica es tambien una visita obligada. Con su capacidad para 20 mil personas paradas o 5 mil sentadas. Un consejo más que especial para disfrutar de una hermosa puesta del sol en ese primer día es tomar el Bondinho de Santa Teresa que te llevará hasta el Parque de las Ruinas, en lo alto de la comunidad.

Día 2 en Rio de Janeiro

El día dos seguramente será menos cargado que el primero, pero vas a necesitar desplazarte mucho mas. Te he elegido cuatro puntos turísticos para visitar hoy, que son de los más tradicionales para todo turista en Río de Janeiro.

Tu primera parada será el gran estadio del Maracaná. El primer tour se realiza a las 9 horas y dura aproximadamente 1 hora. Si hay algún partido en el día, es posible que los paseos sean suspendidos, por lo que es importante organizar bastante esas fechas de tu viaje. Los boletos para el tour se compran en la propia taquilla del estadio, pero en períodos de temporada alta o para grupos grandes, te recomiendo entrar en contacto con la administración. En el tour vas a visitar el Museo del Maracaná, con muchas historias, camisetas y objetos que forman parte del deporte favorito de los Brasileros.

Saliendo del Maracaná podremos ir hasta el  Sambódromo. La pasarela de samba más conocida de Brasil, y tal vez del mundo, que abre sus puertas no sólo durante el carnaval. Es posible conocer al Marqués de Sapucaí en cualquier época del año.  Acá vas a encontrar un Museo con reliquias de las principales escolas y desfiles.

Por la tarde, podes comenzar tu paseo por el Cristo Redentor, principal postal de la ciudad y uno de esos paseos imposibles de descartar. No hace falta presentarlo al Cristo, podes llegar hasta aquí de tres formas: de van, en tren o caminando.

Rio de Janeiro Peligroso

La última parada de nuestro día será para ver la puesta de sol más hermosa de la ciudad, definitivamente. El Pan de Azúcar dispensa también presentaciones y llegas hasta aquí con el tradicional paseo del bondinho. El teleférico que te sube hasta lo alto del Pan de Azúcar.

Día 3 Playa en Rio

Desde el puesto 3 hasta el 10 en Copacabana vas a conocer la parte costera de Río de Janeiro que más aparece en los diarios y revistas del mundo. Son 5,2 kilómetros que se pueden hacer en un día entero. Es especial para caminar por la orla o por la playa, si tenes más disposición.

En este trayecto, te sugiero parar en algunos puntos estratégicos. El primero de ellos es el Fuerte de Copacabana, uno de los más antiguos e importantes del estado. Cerca de aquí  se encuentra la estatua de Carlos Drummond de Andrade, para sacarte aquella foto tradicional.

Después de disfrutar la mañana entera en la Playa de Copacabana, podes seguir para el Parque Garota de Ipanema, un área verde con pistas de skate muy popular principalmente entre los jóvenes cariocas. Acá ya vas a estar en el Puesto 7, donde también hay otro atractivo muy conocido de los cariocas: la Piedra del Arpoador. Muchas personas vienen hasta aquí para aprovechar la puesta de sol, pero te tengo otro consejo más que especial para ese momento del final de la tarde.

 

Si queres después de Ipanema, podes llegar hasta la Playa de Leblon, donde viven las celebridades globales, artistas y famosos de Brasil. Llegando allí verás un agua azulada, cristalina y tranquila, además de un hermoso visual con toda la infraestructura necesaria para tu día. No es por casualidad que es la preferida de varios habitantes de la región.

Para terminar el día, podes seguir hasta la Favela del Vidigal y aprovechar la vista de la cima del Morro Dos Hermanos. Si no queres subir, podes visitar puntos estratégicos, como el Mirador del Arvrão o el Bar da Laje. La vista es única y vale la pena. El acceso es muy simple y seguro también, porque el lugar fue pacificado.