Los Travertinos en Pamukkale era algo que teníamos entre ceja y ceja y que si o si queríamos conocer en nuestro viaje por Turquia.

Después de pasar 10 días intensos pero a su vez espectaculares en la gran Estambul, era hora de continuar viaje.

Si bien es posible ir desde Estambul a Denizli (la ciudad mas cercana a Pamukkale) en avión decidimos ir en Bus pero para que no se hiciera largo el trayecto, nos quedamos 2 días en Izmir. Desde Izmir hay muy buena frecuencia de buses hasta Denizli. Viajamos con la empresa Isparta Petrol y compramos el pasaje online por casi 6 dolares. El viaje dura 3:30 hs aproximadamente y para en 3 o 4 ciudades a dejar y recoger personas. Hay servicio a bordo de bebidas y snaks totalmente gratis.

 

Cuando llegas a Denizli, en la misma terminal tenes que ir hasta la parte de abajo donde salen los mini buses hasta Pamukkale. Salen desde la plataforma numero 76 y el trayecto dura 15 o 20 minutos. El valor no llega al dolar y se paga cuando te bajas del mini bus. Al llegar a Pamukkale entran por la calle Memet Akif Ersoy Blv y le avisas al chófer donde te tenes que bajar, según la ubicación del hotel.

Llegamos a nuestro hotel cerca de las 3 y 30 hs, rápidamente hicimos el check in, nos cambiamos y salimos rumbo a los Travertinos.
Pamukkale es un pueblito, con montañas alrededor, lleno de naturaleza y donde reina la paz. Es muy fácil recorrerlo caminando

Entrando a los Travertinos de Pamukkale

Llegamos a la entrada de los Travertinos y pagamos 60 liras turcas cada uno, que equivalen a 12 dolares. Con esa entrada tenes derecho a conocer los Travertinos y la antigua ciudad grecoromana Hierápolis.

Una vez pasamos el molinete de ingreso, a los 50 metros si o si tenes que sacarte tus zapatillas para caminar descalzos por los Travertinos. Nos habíamos llevado bajo nuestros pantalones largos unos cortos, así metíamos nuestras piernas en el agua.

Nuestras caras de asombro por lo que estábamos viendo no tenia comparación. Parece una gran montaña de nieve por momentos, o una gran salina. La parte blanca es bien dura y para nada resbaladiza por lo que se puede caminar sin problemas. En algunas partes puede hacerte doler un poco los pies al caminar pero no es para tanto.

Como regulan el agua para que no se formen algas, entonces la van enviando a un lugar u a otro, algunas terrazas tenían agua bastante fría. Pero a las que le llegaba el agua termal constante, esas estaban espectacularmente calentitas. En el fondo hay una especie de gel, que es el carbonato de calcio que después se endurece y forma los Travertinos.

Para llegar a la cima hay que subir un buen trecho, pero entre foto y foto, terraza de por medio se llega bien rápido. No hay un camino marcado pero te vas a dar cuenta fácilmente por donde ir. Lo que si está cercado son las zonas en las que no se pueden pasar.

Ya estaba bajando el sol, y los Travertinos se estaban poniendo bien fríos. Teníamos los pies bien helados y puede que tenga que ver la fecha del año en la que fuimos. Para contrarrestar esa sensación de frío, metíamos los pies en una de las cascadas en las que baja el agua y era como revivir otra vez.

Llegamos a la cima y nos quedamos un ratito observando como se escondía el sol entre las montañas. Luego de ver ese regalo de la naturaleza, empezamos a caminar rápidamente hacia la zona donde están las ruinas y el teatro. No queríamos que la noche no nos permitiera tomar ninguna foto.

Conociendo la Hierápolis

Para llegar al teatro hay que subir una cuesta bastante empinada, pero cuando lo logras agradeces haber hecho el esfuerzo.
El estado de conservación es increíble. Tiene una magnitud espectacular, imagínate que tenía capacidad para 20 mil personas. Imposible no dejar volar la imaginación y ponerse en la piel de los artistas que han estado parados al frente de tal monstruosidad de cemento.

Hierápolis teatro Pamukkale

Teatro Hierápolis

La noche ya había entrado, así que regresamos para la zona de los Travertinos. Estuvimos sentados un rato mirando la perspectiva hermosa del lugar en conjunto con las casas de Pamukkale iluminadas y toda la región.

Cerca de las 7 de la tarde empezamos a bajar con la ayuda de la linterna del celular. Si bien hay algunos reflectores, la zona no está iluminada para que las personas puedan bajar sin problemas.

A esa hora ya había refrescado bastante, así que imagínate la temperatura de nuestros pies en contacto con los Travertinos. Hicimos una parada a medio camino para meter los pies en el agua calentita del canal, y para sentarnos a ver el pueblo iluminado.

Vista Pamukkale de noche

Pamukkale de noche

Como llegar a Pamukkale

La distancia entre Estambul y Pamukkale es de poco más de 600 km. Podes volar desde Estambul a Denizli y de ahí ir en los mini bus que salen desde la terminal de buses. Si lo haces en bus a pesar de que son mas horas de viaje, te quedará más cómodo para tomar los mini buses en la misma terminal.

Los buses para viajar por Turquía son muy cómodos y amplios. La mayoría tiene una fila de asientos simple, y una doble. Los asientos tienen pantallas individuales con películas, algunos con juegos y música. Hay servicio de snacks, bebidas y café. Los puntos negatívos son que no tiene internet, y no possen baños. Pero hacen paradas cada cierta cantidad de kilómetros para que la gente pueda ir al baño.

Los mini bus desde Denizli a Pamukkale, tienen mucha frecuencia de horarios. Salen de la parte de abajo de la terminal desde la plataforma 76. Muchas veces esperan a que se llenen para poder salir. Cuestan 4,50 liras turcas y se paga cuando uno se baja en Pamukkale.

Buses a Pamukkale

Plataforma de salida de los buses a Pamukkale

Que hacer y ver en Pamukkale

Su gran atracción y por la que la mayoría de las personas se hacen un viaje hasta Pamukkale es por sus Travertinos. El Castillo de Algodón como también se lo conoce (significado de Pamukkale en Turco) es la estrella principal del pueblo y la región.

Travertinos Pamukkale

Otra cosa que tenes que hacer y ver en Pamukkale es su Hierápolis, que se encuentra en el mismo complejo de los Travertinos. Está incluida en el precio de la entrada y se encuentra muy bien conservada. Su teatro es espectacular y con capacidad para 20 mil personas es digno de admirarlo.

Bajo los Travertinos, hay un lago lleno de patos, con peces y es posible navegar en una especie de botes con forma de cisnes. Es un lugar muy bonito y es gratuito.

Lago Pamukkale

Lago debajo de los Travertinos

También se hacen vuelos en Globos Aerostáticos como en la región mas conocida de Capadocia. Aunque en Pamukkale son mucho más baratos.

Si bien el pueblo vive en su mayoría del turismo, es un lugar super tranquilo y con mucha paz. Su centro es chiquito pero hay varios restaurantes para comer.

Cuantos días quedarse en Pamukkale

Eso depende del horario al que llegues a Pamukkale. Si llegas en la mañana, te va a dar el tiempo para pasar todo el día en los Travertinos. Yo creo que merece la pena estar todo el día y disfrutarlos. Además arriba hay restaurantes, y mesas por si llevas tu propia comida.

Si llegas a la tarde a Pamukkale, te recomiendo que mejor pases la noche en un hotel, y al dia siguiente lo aproveches para disfrutar del castillo de algodón.

En fin, el complejo de los Travertinos y las ruinas de Hierápolis merecen de todo un día para aprovecharlas bien. No te olvides que ver el atardecer es un imperdible.

Precios de la entrada a los Travertinos

El precio de las entradas al parque de los Travertinos + Hierápolis es de 60 liras turcas, que son unos 12 dolares. Ademas tenes otras entradas como el museo por 30 liras turcas mas, donde hay objetos expuestos de Hierápolis. Pero yo creo que lo mas importante es lo primero.

Precios entrada Travertinos en Pamukkale

Precios entrada a Travertinos

Horarios para visitar los Travertinos

Las taquillas abren a las 8 de la mañana y el horario de cierre es bastante confuso. En verano es a las 21 hs y en invierno a las 18 hs. Nosotros nos fuimos pasadas las 19 hs y todavía había gente en otoño. Por lo que creo que esos son horarios no para salir del predio, si no para comprar los ingresos.

 

Donde dormir en Pamukkale – Hoteles

Hay mucha ofertas de Hoteles en Pamukkale. Nosotros nos alojamos en el Dort Mevsim Hotel, un lugar modesto pero muy lindo. El precio incluía un muy buen desayuno turco. Era un lugar limpio, y al no ser muy grande el pueblo se podía llegar caminando a cualquier lado. Creo que estaba muy bien en cuanto calidad/precio, el único problema fue que no nos aceptaron tarjeta de crédito.

Hotel en Pamukkale

Piscina del Hotel

Viajar a Pamukkale y visitar sus Travertinos o Castillo de Algodón es una experiencia maravillosa, que queríamos vivir y no nos defraudó para nada. Todo lo contrario, nos sorprendió gratamente. Si visitas Estambul o cualquier ciudad de Turquía y tenes tiempo, ni lo pienses y llégate a esta maravilla natural.