Saltar al contenido
Respiro Viajes

Los 10 mejores miradores de Lisboa

Los mejores miradores de Lisboa
Esta lista con los mejores miradores de Lisboa, te va a ayudar a encontrar las mejores vistas en la capital portuguesa.

Uno de los mayores placeres de viajar es ver las ciudades desde arriba y Lisboa es una ciudad muy adecuada para esto, ya que se desarrolló en medio de 7 colinas que la hacen inolvidable.

Poder ver la ciudad desde lo alto de sus miradores es simplemente impresionante.

Luego de visitar la ciudad escribimos sobre los mejores lugares que ver en Lisboa, y hoy vamos a ayudarte a encontrar las mejores vistas de la ciudad contandote cuales son los mejores miradores de Lisboa.

seguro de viajesContrata un buen SEGURO DE VIAJES y viaja sin preocupaciones

Contenidos

    1. Castillo de San Jorge, de los mejores miradores de Lisboa

    Arrancamos esta lista con el que creemos es el mejor mirador de Lisboa. Comenzó como una fortificación construida por los musulmanes que gobernaron aquí antes de la llegada de D. Afonso Henriques en 1147 y con el tiempo fue readaptado. Fue Palacio Real, pero llegó al siglo XX en ruinas.

    Los principales trabajos de restauración se llevaron a cabo entre 1938 y 1940 y es entonces cuando se descubren numerosos restos históricos, que se pueden visitar en la exposición oa través de visitas guiadas.

    La vista es casi inmejorable y desde el mirador del castillo se divisa la silueta de Palmela, Arrábida, la costa de Almada e incluso los campos de Ribatejo.

    2. Jardím do Torel

    A lo largo de los años, se sometió a varias intervenciones que cambiaron drásticamente su apariencia. Una cosa nunca ha cambiado: la magnífica vista, ya sea arriba o abajo.

    En 2019, comenzó una nueva intervención, promovida por el Consejo Parroquial de Santo António, que convirtió el Jardim do Torel en un “jardín del amor”. Ubicado en la Colina de Santana, se sometió a una renovación verde y muy fragante que devolvió a la ciudad un concepto de jardín que reunió a muchas parejas lisboetas.

    Se renovaron las zonas de estar y se plantaron diferentes especies, como lavanda, verbena, telarañas (orgullo de Madeira) o incluso papiro, que involucran a los usuarios con plantas aromáticas, de diferentes olores, colores y texturas.

    3. Mirador de San Pedro de Alcantara

    Marco Aurelio, Emperatriz Faustina, Homero, Ulises, Vasco da Gama. Estos son solo algunos de los personajes históricos representados en los bustos del siglo XIX sobre pedestales en la cubierta inferior del Mirador de São Pedro de Alcântara, en la «bandeja de bustos».

    Pero es en el nivel superior donde el mirador inaugurado en 1864 invita a disfrutar del paisaje. Junto a la barandilla, hay un panel de azulejos que da las coordenadas de Lisboa vista desde aquí.

    Curiosidad: la barandilla fue solicitada al Palacio de la Inquisición de Rossio (o Palácio dos Estaus), que se incendió en 1864. En su lugar, nació el Teatro Nacional Dona Maria II.

    4. Mirador das Portas do Sol

    Es un verdadero balcón público sobre el Tajo, el barrio de Alfama y las iglesias de São Miguel, Santo Estêvão y São Vicente de Fora. Es uno de los miradores más grandes de Lisboa, fruto del derribo de la manzana de la Iglesia de Santo Tomé entre los siglos XIX y XX.

    Su nombre tiene origen medieval, ya que aquí estaba la Porta do Sol, una de las entradas a la muralla árabe de Lisboa, que fue dañada durante el terremoto de 1755. La estatua junto al mirador representa a São Vicente, patrón de Lisboa. Diseñado por el escultor Raul Xavier, fue construido entre 1965 y 1967 e inaugurado en 1970.

    5. Mirador de Santa Luzia

    Otro de los mejores miradores de Lisboa con una vista privilegiada de Alfama y una vista aún mejor del río Tajo.

    Si quieres admirar Lisboa, busca un lugar a la sombra junto a los viñedos. Si prefieres el sol, la plataforma inferior está junto a un espejo de agua. El muro sur de Santa Luzia también tiene dos grandes paneles de azulejos.

    6. Mirador de Recolhimento

    Sigue siendo un secreto dentro del circuito de los miradores de Lisboa. La vista es sobre la zona de Alfama y Santa Apolónia, y es inconfundible por la panorámica que ofrece justo encima del mirador Portas do Sol.

    7. Mirador Nossa Senhora do Monte

    Es incluso mejor que un mapa de la ciudad, con un panel de mosaicos que te permite ubicar los principales monumentos. Con vistas desde la Baixa hasta las Avenidas Novas, es uno de los miradores más visitados y también el más alto de Lisboa.

    Para competir con la vista panorámica está la Capilla de Nossa Senhora do Monte, donde se encuentra la legendaria silla de São Gens, donde predicó el primer obispo de Lisboa, antes de ser martirizado en 284.

    Una silla de mármol siempre vigilada y codiciada por mujeres embarazadas. Cuenta la leyenda que quien se sienta en él tiene un parto tranquilo.

    8. Mirador da Graça

    Todo el mundo lo llama Miradouro da Graça, pero el nombre oficial, registrado por el Ayuntamiento de Lisboa, es Miradouro Sophia de Mello Breyner Andresen. El busto de bronce de la poetisa domina la ciudad y es posible leer uno de sus poemas mientras se disfruta de Lisboa: del castillo al río, de Mouraria al centro de Pombalina.

    9. Mirador do Monte Agudo

    Situada entre Graça y Anjos, es casi un secreto del barrio y esperamos que siga así. Cualquiera que pase por allí no puede imaginar que ese camino de piedra, detrás de un colegio, te dará una de las vistas más completas de Lisboa.

    El Mirador de Monte Agudo es el resultado de una obra que en la década de 1950 lo convirtió en un parque-mirador, con una pérgola que da sombra a los visitantes. Está atravesado por un camino peatonal que conecta la Rua Heliodoro Salgado con la Rua Ilha do Príncipe y también tiene un panel de azulejos para consultar los puntos de interés del paisaje.

    10. Penha de França, uno de los miradores de Lisboa natural

    Es otro mirador natural muy alto de la ciudad y nos da la oportunidad de mirar directamente a una parte insólita de la capital. Está al lado de la Iglesia de Nossa Senhora da Penha de França y desde aquí es posible ver zonas como Areeiro y Alameda.

    11. Capela de Santo Amaro

    Junto a la Capela de Santo Amaro, Monumento Nacional desde 1910, se encuentra uno de los miradores menos frecuentados de Lisboa. El Tajo, el Puente 25 de Abril, Almada, es una de las mejores vistas que encontrarás en Lisboa.

    La capilla ayuda a enriquecer la visita. Construida en el siglo XVI sobre una antigua ermita, en una colina aislada, rodeada de viñedos y olivares, está dedicada a Santo Amaro.

    12. Arco da Rua Augusta

    Arco da Rua Augusta todavía no es muy popular entre los turistas, a pesar de que está en la calle principal de Lisboa, Rua Augusta, que pasa por Baixa y va al río Tajo, cruzando la famosa Praça do Comércio.

    Situado sobre el famoso arco construido tras el terremoto que asoló Lisboa en 1755, este mirador es una visita de pago, pero a un precio muy asequible.

    El ascenso se realiza en ascensor, lo que lo hace accesible para usuarios de silla de ruedas, y la vista es muy gratificante y diferente a las demás. Desde arriba se puede ver toda la Praça do Comércio, una de las plazas más grandes del mundo, y toda la Rua Augusta, lo que hace que las fotos sean increíbles.


    Esperamos que esta lista con los miradores de Lisboa te ayuden a obtener las mejores vistas de la ciudad y conseguir buenas fotografías. Cualquier duda te leemos en comentarios.