Que hacer en Petrópolis, 20 Lugares Imperdibles de la ciudad Imperial

Petrópolis, en la región serrana del estado de Río de Janeiro, es un destino increíble. La ciudad fue la residencia de verano del emperador Dom Pedro II y una gran parte de la corte escaló la montaña para escapar del calor de la capital de Brasil en ese entonces. No es de extrañar que el lugar no solo honrara a los monarcas en su nombre, sino que también se ganó el apodo de Ciudad Imperial. ¿Vas a visitar la ciudad y queres saber que hacer en Petrópolis? Te separé 20 sitios de este encantador lugar.

Como llegar a Petrópolis

No es difícil llegar a Petrópolis. Te voy a enumerar los principales medios que pueden llevarte a la ciudad.

Avión

Los aeropuertos más cercanos a Petrópolis son Santos Dumont y Galeão, ambos ubicados en Río de Janeiro. Al desembarcar en la capital, puede continuar el viaje por tierra, ya que la distancia entre las dos ciudades es de solo 70 km.

Auto

El tramo de BR-040 que conduce a Petrópolis es simplemente impresionante, pero peligroso. Mientras los pasajeros quedan encantados con las vistas de las montañas y los cañones de la Sierra, el conductor debe estar atento. Las rutas tienen curvas sinuosas y están constantemente con poca visibilidad debido a la niebla que cubre el paisaje.

Mi recomendación para aquellos que necesitan alquilar un auto es hacer una cotización en Rentcars, que compara los precios entre las mejores compañías de alquiler. Siempre usamos este servicio!

Autobús

Petrópolis está conectada a las principales ciudades de la región a través de líneas de autobuses interurbanos y estatales. Entre las empresas que operan en la ciudad podemos mencionar: Útil, Rio Doce, Progresso, Paraibuna y Águia Branca.

Excursión

Si estás en Río de Janeiro, una excelente opción es contratar una visita guiada por Petrópolis. Te van a pasar a buscar por tu hotel bien temprano, y vas a disfrutar todo el día en la ciudad Imperial. Además incluye una visita con degustación a la Cervecería Bohemia.

Que hacer en Petrópolis

Ahora que ya sabes como llegar vamos a ver ahora sí, que lugares visitar en Petrópolis, la ciudad Imperial de Río de janeiro.

1. Palacio de Cristal

¿Qué tal comenzar nuestro recorrido por Petrópolis con uno de los símbolos de la ciudad? Inaugurado en los últimos años del Segundo Imperio, en 1884, el Palacio de Cristal fue comisionado por el Conde D’Eu, esposo de la Princesa Isabel.

palacio de cristal Petrópolis

 

La estructura prefabricada vino de Francia y fue ensamblada en Petrópolis por el ingeniero Eduardo Bonjean. Fue construido con el propósito de albergar las ferias de productos agrícolas y aves, ya tradicionales en la región. Hoy el edificio se utiliza para diversas fiestas y eventos en la ciudad imperial, con el tradicional Bauernfest, una celebración que honra a los colonos alemanes que llegaron a Petrópolis.

Horario de apertura: domingo a martes: 9am a 6pm; Miércoles a sábado: 9 a.m. a 9 p.m.
Precio: entrada libre

2. Palacio Imperial

Hogar de la colección más grande de la época del imperio brasileño, el Museo Imperial de Petrópolis es un imponente palacio neoclásico construido con los recursos personales de Don Pedro II. La casa fue utilizada por la familia imperial durante largas temporadas, especialmente en el verano, donde la corte subía a la montaña y escapaba del calor de Río de Janeiro. El palacio se transformó en museo en 1940 por decreto del entonces presidente Getúlio Vargas y se inauguró tres años después.

que hacer en petrópolis

Con alrededor de 300 mil artículos históricos, incluidos muebles, ropa, documentos, pinturas, esculturas y fotografías que retratan los 49 años del Segundo Reinado. El Museo Imperial es sin duda uno de los principales lugares de interés de Petrópolis. Además del palacio, el parque del complejo cuenta con hermosos jardines, exposiciones, una cafetería y otras atracciones.

Horario: martes a domingo, de 11 a 17:30 h.
Precios: R $ 10 (precio total) y R $ 5 (mitad de precio). Acceso gratuito para niños de hasta 6 años y personas mayores de 80 años.

3. Palacio Amarillo

El Palacio Amarillo es la sede del Ayuntamiento de Petrópolis. Para aquellos a quienes les gustan las bellas pinturas, les encantará este edificio que no solo es hermoso por fuera. El interior del Palacio Amarillo contiene maravillosas obras de arte. El gran salón tiene el techo planeado y ejecutado por los escultores Henrique Levy y José Huss en 1885. Las pinturas quedaron listas un año después.

Horario de visitas: todos los días, de 10 a 17 h.
Precio: entrada libre

4. Casa de la Princesa Isabel

El edificio pertenecía al Baron de Pilar, pero fue adquirido por la Princesa Isabel y Conde D’Eu en 1876. Ubicada en el Centro Histórico de Petrópolis, la casa era el lugar donde vivía la familia de la princesa durante sus estancias en las montañas. Fue en los escalones de la galería donde se tomó la última foto que reúne a toda la familia imperial en Brasil. La foto fue tomada unos días antes de la Proclamación de la República el 15 de noviembre de 1889.

La casa no está abierta para las visitas, pero es posible admirar el hermoso jardín y sus camelias blancas, el símbolo principal del movimiento abolicionista.

5. Catedral de San Pedro de Alcántara

Si aún no decidiste que hacer en Petrópolis, ten en cuenta que la Catedral de San Pedro de Alcantara no puede quedar fuera de tu visita a la ciudad. El patrón que lleva el apellido del segundo monarca brasileño protege no solo a Petrópolis, sino también a la Catedral. En estilo neogótico francés, la iglesia comenzó a construirse en 1884. Sin embargo, las obras se terminaron en 1929, 30 años después de la Proclamación de la República.

Una de las principales atracciones de la Catedral de San Pedro de Alcántara son los vitrales y las pinturas de Carlos Oswald y las esculturas de Jean Magrou. El altar gótico tiene reliquias de Santa Magno, Santa Aurélia y Santa Tecla. Fueron traídos directamente de Roma por el cardenal D. Sebastião Leme. Además, los restos de Dom Pedro II, Doña Teresa Cristina, Princesa Isabel y Conde D’eu se encuentran en un mausoleo a las afueras de la iglesia.

Horario de visitas: todos los días, de 8 a.m. a 6 p.m.
Precio: entrada libre

catedral san pedro de alcantara petropolis

6. Iglesia luterana

La Iglesia Luterana de Petrópolis es uno de los templos más antiguos de la ciudad. La construcción comenzó en 1863 y fue diseñada por el pastor George Gottlob Ströele. En 1903, finalmente se construyó la torre y se aplicaron varios elementos neogóticos, como arcos ojivales y gárgolas. También hay un reloj mecánico y las campanas de bronce centenarias.

Horario de visitas: con cita previa o durante la misa, todos los domingos a las 9 a.m.
Precio: entrada libre

7. Museo Palacio Río Negro

El Palacio de Río Negro fue construido en 1889 por el barón de Río Negro, un rico productor de café en el valle de Paraíba de Río de Janeiro. En los primeros años del siglo 20, la casa ecléctica se convirtió en una residencia de verano para varios presidentes de Brasil. Hoy el Palacio de Río Negro es un museo y una de las paradas obligadas en Petrópolis. Existen varios recuerdos de las temporadas de los presidentes, además de las habitaciones de las hijas de Juscelino Kubitschek y Getúlio Vargas. Además, hay una galería de todos los distinguidos residentes de verano del Palacio: desde Washington Luís hasta Luiz Inácio Lula da Silva.

Horario: martes a domingo, de 10 a 17 h.
Precio: entrada libre

8. Museo de la Feb

Ubicado en el establo del Palacio de Río Negro, el Museo FEB es pequeño, pero no es menos importante. Contiene una rica colección de plazas metropolitanas que lucharon en Italia durante la Segunda Guerra Mundial. Entre fotos, documentos, medallas, uniformes, objetos, entre muchos otros artículos donados por los propios veteranos. Una verdadera joya escondida en el centro de la Ciudad Imperial.

Horario: miércoles a sábado, de 1:30 p.m. a 5:00 p.m.
Precio: entrada libre

9. Plaza 14 Bis

Aunque no es una de las grandes atracciones cuando piensas en una guía de qué hacer en Petrópolis, vale la pena visitar Praça 14 Bis. Allí puedes ver una réplica del invento más famoso de Santos Dumont, quien vivió en la ciudad durante muchos años. La representación se inauguró en 2006 para conmemorar el centenario del primer vuelo de este modelo de avión.

que hacer en petrópolis

10. Museo Casa de Santos Dumont

Uno de los lugares más famosos de Petrópolis, el Museo Casa de Santos Dumont fue la antigua residencia de verano del inventor. Conocida como «La Encantada», la casa alberga varias creaciones del Padre de la Aviación, destacando la ducha y las escaleras donde es imposible acceder al edificio con el pie izquierdo. Además, el museo también tiene una vasta colección de artículos personales de Santos Dumont, como libros, cartas, muebles y ropa.

Horario: martes a domingo, de 9 a 17 h.
Precios: R $ 8 (precio completo), R $ 4 (mitad de precio, menores) y gratis para niños de hasta 6 años y personas mayores de 65 años.

11. Museo de Cera

Creado en 2011, el Museo de Cera Petrópolis tiene estándares artísticos internacionales para la elaboración de esculturas hiperrealistas de personajes históricos de Brasil y del mundo. Figuras de cera de tamaño natural de personalidades como Dom Pedro II, Santos Dumont, Gilberto Gil, Gisele Bündchen, etc. forman parte de la colección.

Horario: martes a viernes y domingo, de 10 a 17 h; Sábados, de 10 a 18h.
Precio: R $ 40 (precio total) y R $ 20 (mitad de precio).

12. Cervecería Bohemia

Visitar la Cervecería Bohemia es viajar al centro de las experiencias cerveceras en la fábrica de bebidas más antigua de Brasil, inaugurada en 1853. La parte principal de cualquier itinerario turístico sobre que hacer en Petrópolis. La Cervecería Bohemia ofrece visitas guiadas que cuentan la historia de fábrica, de la marca, además de reunir entretenimiento, curiosidades y gastronomía.

Horario de apertura: martes a jueves, de 12 p.m. a 5 p.m. Sábados, de 10 a 18 h.
Precios: R $ 36 (precio total) y R $ 18 (mitad de precio).

que hacer en petrópolis

13. Trono de Fátima

Creado por el mismo arquitecto que diseñó la estatua del Cristo Redentor, el Trono de Fátima fue erigido con ayuda popular tanto en la recaudación de fondos como en su ejecución. La obra tiene 14 metros de altura y tiene una vista increíble del centro histórico de la ciudad. La imagen de la Virgen pesa 4 toneladas y mide 3,5 metros. Fue tallado en mármol blanco, al igual que la escultura del ángel Gabriel. Ambas obras son del italiano Enrico Arrighini. La obra se completa con la gran cúpula y sus siete columnas, representaciones de los dones del Espíritu Santo.

Horario de visita: lunes de 13 a 18 h; Martes a domingo, de 9 a.m. a 6 p.m.
Precio: entrada libre

14. Orden religiosa del Carmelo San José

Un monasterio de clausura absoluta donde viven 17 carmelitas descalzas. Personas fieles y curiosas visitan la Orden Religiosa del Carmelo de São José para aprender sobre la rutina de estas mujeres y también para participar en las misas que ocurren a diario. Este templo también contiene la única imagen de Nuestra Señora de Saudade en el mundo.

Horario de visitas: con cita previa llamando al (24) 2242-3434.
Precio: entrada gratuita, pero las donaciones son bienvenidas para contribuir al mantenimiento del lugar.

15. Orquideario Binot

El Orquideario Binot es el más antiguo de Brasil. Allí no solo podes admirar las flores, sino también comprar varios tipos de orquídeas. El sitio fue inaugurado en 1870 por el paisajista Pedro Maria Binot, hijo del francés Jean Baptiste Binot, responsable de los jardines del Palacio Imperial, y hasta hoy es administrado por sus descendientes.

Horario: de lunes a viernes de 7 a.m. a 5 p.m.
Precio: entrada libre

16. Valle del Amor

¿Quieres escapar de las rutas tradicionales sobre que hacer en Petrópolis? Entonces, programa una visita al Valle del Amor. Ubicado en Fazenda Inglesa, el espacio es un santuario al aire libre planeado por Sérgio Fecher. Vale do Amor es una parada obligatoria para aquellos que buscan recargar sus baterías y está abierto a personas de todas las religiones. Hay un altar Ganesha, la cascada de Umbanda, la iglesia Igrejinha Francisco e Clara, el altar de piedra de Buda y un jardín con el símbolo Yin-Yang.

Horario: todos los días, de 8 a 17 h.
Precio: $ 5

17. Casa Stefan Zweig

Si viste «El Gran Hotel Budapest», es posible que hayas encontrado la construcción como telón de fondo para las historias de la película, parecidas un poco como el Hotel Quitandinha, ¿verdad?. La película se inspiró en varias obras de Stefan Zweig, un escritor austriaco que vivió en Petrópolis durante algunos años. Huyendo del nazismo, el autor murió en la ciudad en 1942 y la casa donde vivían él y su esposa ahora es un museo en honor de la pareja. Zweig es considerado uno de los grandes biógrafos del país de la primera mitad del siglo XX y escribió, entre tantas obras, el libro «Brasil, un país del futuro».

Horario: viernes a domingo, de 11 a 17 h.
Precio: entrada libre

18. Museo Casa del Colono

El Museo Casa del Colono fue construido en 1847 por Johan Gottlieb Kaiser. Con características de las casas de la región de Simern, en Alemania, la casa retrata la forma de vida simple de los primeros colonos que llegaron a Petrópolis. Además del edificio en sí, el museo también alberga una colección de objetos para uso doméstico y personal, de trabajo en el campo, fotografías y pinturas.

Horario: martes a domingo, de 8:30 a 16 h.
Precios: entrada gratuita

19. Parque Crémerie

El Parque Crémerie es una buena sorpresa para aquellos que buscan cosas que hacer en Petrópolis. La zona de ocio se encuentra dentro de los terrenos de la antigua Crémerie Buisson, fábrica de quesos de Jules Buisson, fundada en 1845. Con más de 40 mil m², el lugar está rodeado de bosques atlánticos y cuenta con canchas deportivas, piscina, parque infantil, lago con botes de remo, barbacoa y mucho espacio para que jueguen los niños.

Horario: martes a domingo, de 8 a.m. a 5:30 p.m.
Precio: entrada libre

20. Palacio Quintadinha

Construido para ser el hotel casino más grande de Sudamérica, Quitandinha abrió sus puertas en 1944. Con su fachada de estilo normando francés y su interior rococó, el edificio de seis pisos se ha adaptado a los tiempos y sigue siendo una de las principales atracciones de cualquier itinerario turístico de Petrópolis.

El Palacio Quitandinha fue escenario de varios eventos desde bailes de carnaval, concursos y espectáculos de Miss Brasil y eventos que movieron y aún mueven la Ciudad Imperial. Bajo la administración de SESC Rio, el palacio fue renovado y hoy permanece abierto para los visitantes.

Horario: martes, domingos y festivos, de 9:30 a.m. a 5 p.m.
Precios: R $ 8 (entero), R $ 4 (mitad de precio) y R $ 16 para visitas guiadas o audioguias.

que hacer en petrópolis

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *