Los 10 destinos más bonitos de Baviera | Respiro Viajes Saltar al contenido
Respiro Viajes

Los 10 destinos más bonitos de Baviera

Una mezcla de ricas tradiciones culturales y encantadoras ciudades ribereñas, Baviera es mucho más que su capital, Munich. Hay que salir de la gran ciudad y descubrir impresionantes castillos, encantadores centros urbanos y atracciones familiares en los nevados Alpes, perfectos para escapadas cortas y largas. Disfruta de tu tiempo mirando los atractivos paisajes de estas 10 hermosas ciudades de Baviera, Alemania.

Füssen

Füssen es conocida por su industria de violines de 700 años de antigüedad que atrae a los visitantes con sus hermosos picos montañosos y lagos de agua dulce, ofreciendo fácil acceso al castillo de Neuschwanstein, uno de los castillos de cuento de hadas, que inspiró el Castillo de la Bella Durmiente de Walt Disney. Una visita al Museo del Patrimonio Histórico de Füssen es imprescindible para aprender sobre la historia de la ciudad, mientras que la Abadía de St Mang es el hogar del fresco intacto más antiguo de Baviera. Su paisaje montañoso es ideal para recorridos en bicicleta, mientras que la cascada de Lechfall es una maravilla natural que no debe perderse. Hay mucho que ver en Füssen y te aseguro que no te vas a arrepentir. Podes elegir hoteles en Füssen para tu estancia, ya que los hay muy buenos

Munich

Munich es la Capital de Baviera, su ciudad mas grande y la que obligadamente hay que visitar. Hay mucho que ver en Munich y estoy mas que seguro que te van a faltar días porque siempre queda algo pendiente. Entre ellos te puedo nombrar el Palacio Wittelsbach, y la Residenz desde donde esta familia gobernó durante tanto tiempo, muchas Iglesias encantadoras, mercados, grandes extensiones de parques comparados con el Central Park en New York. Sin hablar de la gran cantidad de museos y sus mas famosas cervecerías. Munich tiene mucho para ofrecer por lo que recomiendo como mínimo quedarte 2 o 3 días, hay muy buenos hoteles en Munich.

 

Lindau

Lindau se encuentra en una isla en el lado este del lago de Constanza, que ofrece fácil acceso a las vecinas Austria y Suiza. Perderte en el laberinto de calles bordeadas de casas centenarias y luego visitar el puerto para ver la costa austríaca es una gran idea. Conoce a Maximilianstrasse para tomar fotos de sus hermosas casas y explora sus tiendas familiares, cafeterías y restaurantes, luego viaja en bote por el lago de Constanza.

Garmisch Partenkirchen

Un destino perfecto para los entusiastas del aire libre, Garmisch-Partenkirchen cuenta con un paisaje alpino donde se puede practicar esquí y senderismo. Podes llegar a la cumbre de Zugspitze, el pico más alto de Alemania, o simplemente pasear por el casco antiguo para ver sus hermosos frescos y caminar a lo largo de las orillas del río Loisach. ¿Queres practicar tu salto de esquí? Ve al Olympiaschanze, o salto de esquí olímpico, construido en 1921.

Regensburg

Regensburg es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde te sentirás atraído por esta encantadora ciudad medieval al lado del Danubio. Fue la primera capital de Baviera, lo que significa que encontrarás varias gemas arquitectónicas que abarcan dos milenios. Maravíllate con las altas torres en la Catedral de San Pedro del siglo XIII y cruza el Puente de Piedra para disfrutar de las mejores vistas del Danubio. Para artefactos y documentos relacionados con la construcción de puentes, explora las exhibiciones circundantes en el Museo Bridge Tower.

Würzburg

Una ciudad pintoresca con una historia que se remonta al año 686, Würzburg es uno de los ejemplos más destacados de arquitectura barroca en Alemania. Ubicado en el medio de la región productora de vino de Alemania, no solo es un gran lugar para degustar vinos locales, sino que también puede visitar el Würzburg Residenz, un impresionante palacio que alberga el Museo Martin von Wagner, con una colección de antigüedades y una galería. de fotos No te pierdas el Court Garden, considerado el jardín rococó mejor conservado de Alemania.

Passau

Sentado en la unión de tres ríos, Passau hoy en día, es una ciudad pintoresca con una rica historia donde podes embarcarte en hermosos cruceros por el río, maravillarte con el órgano de tubos más grande de la Catedral de San Esteban o tomar fotos de recuerdo de Veste Oberhaus, una hermosa fortaleza que se encuentra en las afueras de la ciudad. En una montaña Los entusiastas del arte pueden dirigirse al Alte Rathaus (antiguo ayuntamiento) para ver sus hermosas vidrieras o para ver obras de arte en vidrio en el Museo del Vidrio de Passau.

Bamberg

Muchos visitantes se dirigen a Bamberg en una excursión de un día desde Nuremberg, pero vale la pena explorar esta encantadora ciudad, donde podes pasear por su casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, bordeado de calles estrechas y arquitectura de entramado de madera. Comenza tu recorrido a pie por el antiguo ayuntamiento para ver las pintorescas casas antiguas de pescadores, luego marravillate con la catedral de Bamberg del siglo XI o visita la nueva residencia con su hermoso jardín de rosas y su pabellón. ¿Quieres saber más sobre la ciudad? Ingrese al Museo Histórico de Bamberg para ver objetos desde la prehistoria hasta los tiempos modernos.

Mindelheim

Con más de cientos de años de historia, Mindelheim ofrece a los visitantes la oportunidad de embarcarse en un viaje de descubrimiento en el corazón del distrito de Unterallgäu. Ubicado a 90 kilómetros al oeste de Múnich, es la parada perfecta en el camino a Lindau. La historia más temprana de la ciudad data oficialmente de 1365, cuando entró en posesión de los duques de Teck-Owen, pero pronto pasó a manos de los condes de Württemberg. Hoy, Mindelheim refleja la estructura de un típico asentamiento medieval, con su muralla parcialmente en pie, su variedad de iglesias y el ayuntamiento dispuestos alrededor de la plaza del mercado.

Nuremberg

Aparentemente arrancado de un libro de cuentos, Nuremberg es un popular destino turístico en Munich, con arquitectura medieval, un pintoresco castillo y una fuente dorada. Esta ciudad tiene 950 años de historia, que se puede ver en su castillo de Kaiserburg, mientras que Weinstadel tiene una fachada de entramado de madera que vale la pena la foto. Pasea por Weißgerbergasse para disfrutar del encanto de la ciudad, o explore el Museo Nacional Alemán para descubrir más de 1.2 millones de objetos relacionados con la cultura, el arte y la historia alemanes. Cuando aparezca el hambre, podes ir a Zum Gulden Stern, el restaurante de salchichas más antiguo del mundo.