Machu Picchu: La Ciudad Sagrada de los Incas

A unos aproximados 80 km. de Cusco, sobre la vera del Rio Urubamba, se encuentra la Ciudad Perdida de los Incas. ¡¡Este maravilloso complejo de ruinas es considerado una de las 7 maravillas del mundo moderno… y sí que lo es!!

Se estima que la ciudad fue construida en el S. XV, que era densamente poblada y que fue el lugar donde vivía la más selecta Aristocracia Inca. Hay varias teorías acerca de quien la mando a construir, si Pachacutec o su padre Wiraqocha, lo cierto es que la mayoría hablan de el primero como su creador. Y se estima que su finalidad fue esencialmente religiosa.

Este complejo arqueológico es el centro turístico mas visitado de Perú, es famoso por su arquitectura y la calidad de las construcciones. Visitarlo, lejos de dejarte tranquilo hace que te plantees los mas diversos interrogantes, acerca de todo, pero fundamentalmente de como pudo ser construido algo tan perfecto y maravilloso hace cientos de miles de años y en esa ubicación, ya que se encuentra en lo alto de una montaña rodeada de acantilados.

Para llegar a Machu Picchu tendrás que conseguir un transporte que te lleve hasta Ollantaytambo o a la Hidroeléctrica, donde podrás conseguir un lugar en tren a aguas Calientes o emprender el viaje caminando (debes tener en cuenta que al menos se habla de 10km), siendo estas las únicas dos vías de acceso al pueblo.

Si no te animas a estas opciones, te recomiendo contratar una agencia que te recoja en tu hotel, y te lleve a conocer Machu Picchu sin preocupaciones. Una agencia de viajes totalmente recomendable, en cuanto a seriedad, experiencia y buenos precios es Yachay Machu Picchu Travel

Desde Cusco a Aguas calientes se puede observar una riqueza natural única, si bien el viaje dura varias horas, los paisajes son realmente hermosos y solo se quiere ver más y más.

Aguas Calientes en el pueblo que esta al pie de la montaña sagrada, atravesado por el Rio, con aguas termales y hermosas calles que recorrer, resulta ser un lugar muy agradable y acogedor.

Desde allí se debe emprender el ingreso a la ciudadela, el cual puede realizarse en Bus o caminando, siendo ambas opciones particularmente buenas.

Una vez en la cima, se puede observar que hay sitios donde almorzar y sanitarios, así como un Hotel. El ingreso esta debidamente controlado y hoy día debe realizarse si o si con un guía, lo cual es prácticamente necesario debido a que se necesita gente especializada que muestre y relate los mas asombrosos descubrimientos sobre la cultura Inca.

La visita por la Ciudad Sagrada da cuenta de la inteligencia y el poderío de esta civilización, son particularmente interesantes las construcciones, las terrazas y los sistemas de hídricos. Hay varios templos y edificios sagrados y durante el recorrido se pueden ir observando y deduciendo los más fascinantes datos.

Así sea que se decida visitar este famoso complejo arqueológico solo por vacacionar, por amor a la naturaleza, por afición a la historia, la aprehensión de las distintas culturas, o sea cual sea el motivo, lo real es que se descubre un mundo fascinante allá arriba, con una mística única, unos paisajes hermosos y que contagia las ganas de volver. Esta es sin dudas una experiencia sin desperdicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *