Saltar al contenido
Respiro Viajes

9 lugares que ver en Riga la capital de Letonia

Los 9 mejores lugares que ver en Riga
Esta lista de los lugares que ver en Riga te va a ayudar a organizar tu itinerario por la principal ciudad de Letonia.

Tiene un centro histórico medieval muy bonito con amplias avenidas y edificios muy elegantes. La ciudad posee una animada vida nocturna, con diferentes bares y mucha cerveza artesanal, sin mencionar el mercado municipal más grande de toda Europa. Como el resto de capitales de los países bálticos, tiene una identidad propia que se diferencia de cualquier ciudad.

Luego de viajar por el país donde conocimos las ciudades de Letonia más bonitas, hemos decidido hacer una lista de los que para nosotros son los 9 mejores lugares que visitar en Riga imprescindibles.

Contenidos

    1. Los Tres Hermanos

    Las tres casas más antiguas del centro histórico de Riga, datan del siglo XV,  y se llaman “Tres Hermanos” porque, según la leyenda, fueron construidas por hombres de la misma familia. Hoy, las casas albergan el Museo de Arquitectura de Letonia y un organismo gubernamental para la protección del patrimonio.

    La calle donde se ubican las casas, Mazā Pils, era la zona de los artesanos en la época medieval. La más antigua de las tres es la 17, que también se utilizó para el comercio, fue construida hacia 1490, sin más decoración que la puerta.

    El hermano del medio, fue construido en 1646, y ya tiene un estilo mucho más sofisticado, pues su función era la de vivienda. El tercer edificio (nº 21), fue construido en la segunda mitad del siglo XVII, con una fachada diseñada a modo de máscara y protección contra los poderes del mal.

    2. La plaza del Domo uno de los lugares principales que ver en Riga

    La plaza de la Catedral Domo de Riga es la más grande del centro histórico, considerada el corazón de la ciudad, donde confluyen siete calles importantes. En la actualidad, lo rodean hermosos edificios del siglo XIX, incluidos museos y restaurantes. Periódicamente hay mercados locales de artesanía y alimentación, así como la gran feria navideña de fin de año.

    3. Casa de los Cabezas Negras

    Situada en la Plaza del Ayuntamiento, la Casa de los Cabezas Negras tiene unos 700 años. Considerado uno de los edificios más bonitos que ver en Riga,  y es sede de la hermandad de las cabezas negras. Servía para promover los negocios y reunir a comerciantes y cargadores. Los «Cabezas Negras» eran comerciantes jóvenes y solteros conocidos por su temperamento y entusiasmo. Como resultado, la casa fue uno de los principales puntos de encuentro y centro cultural de la sociedad de Riga.

    Hoy en día, funciona como un centro de conferencias, donde se organizan diversos eventos. Es posible visitar las salas, oficinas y bodegas medievales. La entrada cuesta 6 euros.

    4. Iglesia de San Pedro, el templo religioso más importante que ver en Riga

    La Iglesia de San Pedro es uno de los principales templos religiosos que ver en Riga. Posee la torre más grande de la ciudad, con 72 metros de altura, desde donde se tiene una vista panorámica del centro histórico. Se considera una de las iglesias más antiguas de los países bálticos, que data de la Edad Media, y es de estilo gótico. La entrada, incluida la subida a la torre, cuesta 9,00 €.

    A un costado de la iglesia, en la calle Skārņu, se encuentra la famosa escultura de los tres músicos: un burro, un perro, un gato y un gallo, uno sobre el lomo del otro.

    5. Plaza de Livu

    La plaza Livu se construyó luego de la Segunda Guerra Mundial, cuando una bomba destruyó varios edificios en las calles aledañas. En la década de 1950, la plaza sumó nuevos edificios, donde la Orquesta Filarmónica Nacional instaló allí su sede. Alrededor de la plaza también se encuentran varios cafés y restaurantes con terrazas al aire libre, el Teatro Ruso, el edificio de la Cámara de Comercio, y la Casa del Gato, un lugar turístico con una curiosa historia.

    6. Mercado central uno de los lugares más interesantes que visitar en Riga

    Probablemente el mercado de alimentos más interesante de toda Europa (y oficialmente, el más grande del continente), construido dentro de cuatro enormes hangares donde, a principios del siglo XX, se ubicaba una fábrica alemana de Zeppelin. Son casi 800 mil metros cuadrados de más de tres mil puestos de productores y artesanos locales, con casetas temáticas de pescados, carnes y salames, quesos, frutas y también un amplio patio de comidas.

    7. Monumento de la Libertad

    El Monumento a la Libertad es una estatua de casi 43 metros de altura, además simboliza la libertad y la independencia de Letonia, y ha sido un hito central en la ciudad durante casi un siglo. En el momento de la ocupación soviética, estaba estrictamente prohibido cualquier reunión alrededor del monumento. Desde el restablecimiento de la independencia en 1991, una guardia de honor ha permanecido en el borde de la estatua.

    8. Arte Noveau

    Riga sin lugar a dudas es la meca de los edificios de estilo Art Nouveau. Aunque no tengas idea de qué se trata este movimiento arquitectónico, sin embargo puedes dar un paseo por esta zona de la ciudad y asombrarte con la belleza de los amplios y elegantes edificios y avenidas y agradables parques.

    Está a solo 10 minutos a pie del centro histórico, donde debes buscar las calles Elizabetes, Alberta y Strēlnieku.

    9. Barrio Spikeri y Memorial del Holocausto

    A orillas del río Daugava, existen antiguos almacenes, en una región que desde el siglo XIV sirvió de apoyo a los barcos de carga. Hoy, el Barrio Spikeri reúne, en una serie de edificios de ladrillo rojo de 150 años de antigüedad, talleres de arte, oficinas y restaurantes. En verano, el lugar alberga numerosos eventos al aire libre como el Festival de la Noche Blanca, y el Festival de la Ciudad de Riga entre otros tantos.

    En esta región también se encuentra el Museo del Holocausto de Lituania, también conocido como Riga Guetto. El museo es gratuito, pero depende de las donaciones de los visitantes. La exposición se divide entre exposiciones al aire libre y en el interior de antiguos galpones y casas donde solía estar el gueto judío de la ciudad. Riga, por su ubicación privilegiada, funcionó como una especie de centro de distribución de los campos de concentración. La exposición está muy bien montada, cuenta buena parte de los horrores de la época y también las historias de varias personas.

    Mapa de los mejores lugares que ver en Riga